Un vistazo a Maisí

Por: Leonel Escalona Furones

Maisí, municipio más oriental de la provincia de Guantánamo, es un territorio rico en tradiciones y costumbres que han marcado a sus pobladores de nobleza y sencillez.

Entre sus características se destaca la laboriosidad sin límites para seguir avanzando en el constante desarrollo, que además de los planes sociales y urbanísticos contempla los relacionados con el incremento de  la producción de café, uno de sus principales renglones.

Para los maisienses también es importante la producción de alimentos, por lo que paulatinamente van incrementando los cultivos  varios, destacándose entre ellos los grandes volúmenes de malanga, al tiempo que además elevan la cosecha de diferentes variedades de frijol.

Recientemente un equipo del semanario Venceremos en recorrido de trabajo por diferentes zonas de esa región montañosa pudo apreciar cuanto se trabaja y se avanza allí.

01

02

03

 

Maisí es el municipio cubano por donde primero hace su aparición y su puesta el astro rey.

04

El faro de punta de Maisí,  uno de los principales atractivos del territorio

05

06

07En las fértiles tierras de Maisí se cultivan variedades de  malanga de gran calidad.

08

09

010

011

012

013

Su gente nada tiene que envidiarle a la del resto del país.

014

015

La recuperada carretera que enlaza a la cabecera municipal con la comunidad de Punta de Maisí facilita la vida de los pobladores de ambas comunidades.

016

017

018

La recuperación cafetalera es notable en todas las plantaciones.

019

En la comunidad de La Asunción se encuentra el edificio tal ves más estrecho del mundo.

 

Flores para Papá

Por: Leonel Escalona Furones

El padre debe ser el amigo, el confidente. Cuando nací mi padre supo darme amor y ternura, cuando me hacía mayor me enseñó la diferencia entre el bien y el mal e impuso la autoridad que ponía límites a mis deseos.

Ya siendo adulto mi padre fue el mejor consejero que tuve, junto a él llevé una vida repleta de problemas, pero nunca como los que tuvo que afrontar para darme vida, y junto a ella una educación apegada a los mejores valores que debe enarbolar un hombre.

Durante mi infancia siempre lo necesité, lo quise y respeté pero ya siendo adulto fue que  pude entenderlo y comprenderlo en toda su magnitud, ahora que no está ciento que me falta una persona especial.

Por ello quisiera, como antes, poder ver su figura recostada a la ventana y tomar sus consejos para escalar las tantas montañas que aún me quedan por delante.

Valla a la memoria de mi padre de manera especial estas flores como justo agradecimiento por haberme cuidado, por haber sido mí guía, mi horizonte, mi límite ante los excesos, mi amigo, mi mejor consejero y sobre todo por haberme dado la posibilidad ser su hijo.

Sirvan ellas también para homenajear a todos los padres en su día.

0003

0004

0002

0008

0010

0011 

0013

0017